jueves, 30 de agosto de 2012

Hubiera dicho que lo que quiere es publicidad: con gusto se la hacemos aunque no hayamos leído su libro





Miguelángel Díaz Monges acaba de publicar un libro que fue reseñado (aquí el enlace), y nos ruega que se le haga publicidad a toda costa, por lo que reproduzco su conversación e invito al lector a que haga sus propias deducciones. 



Malú Huacuja del Toro:
Así es, querido Huberto (el enlace fue publicado en el pizarrón Facebook del gran Huberto Batis): si en alguna parte de tu libro (o en todo él) les atribuyes la corrupción y el totalitarismo a "la izquierda", a cualquier movimiento progresista que pueda surgir en la historia, Rogelio Villarreal te hace una reseña muy favorable. Pero seguramente el libro vale por algo más... Aunque sólo lo aprecien por su ideología anticomunista.

Miguelángel Diaz Monges:

Por el contrario, Malú. Soy comunista, marxista de cabo a rabo. Mi desencanto -al que se refiere Rogelio- es respecto de la debacle de nuestras luchas que, por cierto, yo no he abandonado.Y no sé de donde sale eso de "corrupción y totalitarismo". No está ni en la parte de mi libro que cita Rogelio ni en la nota de Rogelio. Creo que tienes una lectura fanática que ve moros con tranchetes y lee lo que su paranoia le dicta.

Malú Huacuja del Toro:
 
Lo de la corrupción y el totalitarismo en que muchos movimientos de izquierda han derivado y que los anticomunistas les atribuyen a todos los movimientos de izquierda lo digo yo, no ciertamente Rogelio, ni tú. No está en ninguna parte de esa reseña porque lo pienso yo, no ustedes. Además, no creo que te corresponda defender a tu reseñista ni a tu libro llamando "fanáticos" y "paranoicos" a quienes hemos leído a Rogelio Villarreal y sacamos nuestras conclusiones. Para su fortuna, tu libro hablará por sí solo y se defenderá, si lo vale.

 Miguelángel Diaz Monges:
 
Claro, Malú, pero si a una reseña que me publican se le desacredita por cosas que yo no digo ni el reseñista tampoco, difícilmente mi libro podrá hablar.
Conozco la opinión de Rogelio acerca de esos temas, pero no está en la reseña.
Es mi derecho decir que la reseña no dice lo que tú señalas y que solo se explica mediante esos adjetivos. Si no quieres ser señalada, sé justa en tu crítica y no trates de engañar a los que pudieran ver este diálogo en Facebook. ¿Prefieres que te diga "tramposa" por dar a entender que la reseña o el libro dicen lo que no dicen?
Creo que es mejor que reflexiones y te des cuenta de que te estás poniendo del lado de los que no soportan tentativa alguna de creación. Goza de tu mediana fama y déjame hacer mi luchita, ¿no?

Malú Huacuja del Toro: