viernes, 27 de octubre de 2017

Esa violencia que impera en las redes sociales

Esa violencia que impera en las redes sociales cibernéticas, ¿será siempre cuestión de personalidades y no de las limitaciones de la plataforma, especialmente en Twitter? Lo pregunto porque, en un intercambio tuitero que no tenía nada qué ver con política, me acabaron atacando como hacen los cibergolpeadores a sueldo de Morena... El tema, sin embargo, era la cosa menos polémica que se puedan imaginar: qué libros de literatura proponer para una ofrenda de muertos del Fondo de Cultura Económica. Una mujer sugirió Crónica de una muerte anunciada. Le explico que el autor no es mexicano, como se asume que debe ser, creo, para una tradición mexicana (la ofrenda: ritual de raíz indígena y muy particularmente náhuatl) de una editorial mexicana. La mujer se pone como si fuera aquella energúmena actriz defensora de Kate del Castillo a la que recientemente desquiciaban mis críticas, diciendo que yo no entiendo.
El intercambio (no lo puedo llamar "discusión"; si acaso, "tropezón"), acaba en que soy “corta de visión” y “limitada”. ¡Por un asunto tan fútil como una ofrenda del Día de Muertos...!
¿Se atrevería a hablarme así en persona? Lo dudo.
¿Qué clase de monstruos egocéntricos están creando las redes ciberespaciales? Ojalá pronto se invente una plataforma con las mismas ventajas, pero que permita menos memes y más conversación. Qué bueno que los fundadores de Twitter ahora están metidos en problemas legales después de lo que facilitaron a Putin y ahora que la tuiterpresidencia del Demonio Anaranjado (Twitter-Presidency, como llamaba en mi nuevo show a este sistema de gobierno) está mostrando sus maliciosos alcances.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu lectura y por tu paciencia. Los comentarios para los apuntes que tengan más de dos días requieren moderación.